Nueva recomendaci?n sobre la cantidad diaria de az?car que se debe consumir
may05

Nueva recomendaci?n sobre la cantidad diaria de az?car que se debe consumir

Desde el a?o 2002 la?OMS (Organizaci?n Mundial de la Salud) viene recomendando que el consumo de?az?cardebe constituir menos del 10% de la ingesta total de calor?as diarias.

A partir de un nuevo proyecto de directrices publicado este a?o 2014, la OMS hace una nueva recomendaci?n para que las personas reduzcan la ingesta de az?car a menos del 5% de la raci?n?cal?rica diaria.

La recomendaci?n dada implica que la poblaci?n disminuya a un 5% la ingesta cal?rica total que, para un adulto con un ?ndice de masa corporal normal, equivale a unos 25 gramos de az?car al d?a?(aproximadamente 6 cucharadas de caf?) de az?car al d?a para un adulto con un ?ndice de masa corporal normal.

Los l?mites de ingesta de az?cares que se sugieren en el proyecto de directrices se aplican a todos los monosac?ridos (como glucosa y fructosa) y disac?ridos (como sacarosa o az?car de mesa) que son a?adidos a los alimentos por los fabricantes, los cocineros o los consumidores, as? como a los az?cares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de fruta.

Gran parte de los az?cares que se consumen hoy en d?a est?n ?escondidos? en alimentos elaborados que generalmente no se consideran dulces. Por ejemplo, una cucharada de ketchup contiene unos 4 gramos de az?car (aproximadamente una cucharada de caf?). Una sola lata de refresco endulzado con az?car contiene hasta 40 gramos (unas 10 cucharadas de caf?) de az?car.

El proyecto de directrices se ha elaborado sobre la base de an?lisis de todos los estudios cient?ficos publicados acerca del consumo de az?cares y de la relaci?n entre ese consumo y el aumento de peso excesivo y la caries dental en adultos y ni?os.

azucar2

Fuente

OMS?http://www.who.int/mediacentre/news/notes/2014/consultation-sugar-guideline/es/

Leer más
Trigo sarraceno y recetas
abr23

Trigo sarraceno y recetas

El trigo sarraceno es un pseudo-cereal, ya que comparte caracter?sticas con los cereales pero?no pertenece a la familia de las?gram?neas?sino a las?poligon?ceas. Es originario del?Asia Central.

Las principales ventajas del trigo sarraceno son:

  • Alto contenido en rutina
  • Alto contenido en vitaminas del grupo B
  • Rico en hierro
  • Elevado contenido en ?cidos oleico, linoleico, linol?nico y palm?tico
Leer más
Alimentos y saciedad
feb27

Alimentos y saciedad

La capacidad saciante de los alimentos va a depender de su composici?n nutricional?y sus ?caracter?sticas?f?sicoqu?micas.

Los alimentos proteicos ser?an los m?s saciantes, seguidos de los ricos en fibra y finalmente los alimentos ricos en grasa.

El poder de saciedad de los alimentos tambi?n se ha relacionado con diferentes caracter?sticas fisicoqu?micas como su densidad energ?tica (cantidad de energ?a por unidad de peso), su volumen, su peso, su viscosidad, su textura, su forma f?sica (s?lido/l?quido) y su palatabilidad.

Leer más
De qu? depende el color de la yema de los huevos
dic30

De qu? depende el color de la yema de los huevos

Cuando nos preguntan de qu? color son las partes de un huevo r?pidamente respondemos “la clara blanca y la yema amarilla”. Esta afirmaci?n no es del todo cierta ya que, al contrario que la clara, el color de la yema puede variar de unos huevos a otros.

El color de la yema va a variar en funci?n de la alimentaci?n de la gallina.?La yema es amarilla debido a los carotenoides que se encuentran, por ejemplo, en las frutas y las verduras, y son f?ciles de reconocer por su color entre amarillo y rojo anaranjado. Cuanto mayor sea la cantidad de estas sustancias en la dieta de la gallina, m?s intenso ser? el tono de la yema. La gallina ingiere pigmentos amarillos con el ma?z o la hierba, por ejemplo. Una yema dorada tiene su origen en los carotenoides rojos, que encontramos en los pimientos rojos o en la cantaxantina, sustancia que abunda en la naturaleza.

Leer más
Siete tipos de hambre
sep26

Siete tipos de hambre

Jan Chozen Bays, pediatra de Harvard y autora del libro ‘Mindful Eating: A guide to Rediscovering a Healthy and Joyful Relationship with Food’ (‘Comer Consciente: Una gu?a para redescubrir una relaci?n sana y alegre con los alimentos’) identifica siete tipos de hambre:

  • Comer por los ojos. Es el tipo de hambre que nos hace comer incluso cuando estamos llenos al ver la foto de un postre o de una jugosa hamburguesa; o beber un refresco al ver el anuncio de una bebida burbujeante… ?Seg?n se?ala Bays, son muchas las investigaciones que han demostrado que “la vista es muy potente a la hora de influir en el comportamiento alimentario e incluso puede anular todas las dem?s se?ales de saciedad”. Por eso son tan importantes las campa?as publicitarias, donde se pretende que el consumidor se imagine?”solo con verlo” la gustosa sensaci?n de “crujiente” al ver la foto de las patatas fritas; sentir c?mo el chocolate se “derrite” en la boca, etc.
  • Hambre de olfato. De manera continuada estamos expuestos a aromas de alimentos tentadores, como el del pan o los cruasanes reci?n horneados, el del caf? reci?n hecho o el de las palomitas de ma?z a la entrada del cine.

    Jan Chozen Bays, pediatra de Harvard y autora del libro ‘Mindful Eating: A guide to Rediscovering a Healthy and Joyful Relationship with Food’ (‘Comer Consciente: Una gu?a para redescubrir una relaci?n sana y alegre con los alimentos’) identifica siete tipos de hambre:

    • Comer por los ojos. Es el tipo de hambre que nos hace comer incluso cuando estamos llenos al ver la foto de un postre o de una jugosa hamburguesa; o beber un refresco al ver el anuncio de una bebida burbujeante… ?Seg?n se?ala Bays, son muchas las investigaciones que han demostrado que “la vista es muy potente a la hora de influir en el comportamiento alimentario e incluso puede anular todas las dem?s se?ales de saciedad”. Por eso son tan importantes las campa?as publicitarias, donde se pretende que el consumidor se imagine?”solo con verlo” la gustosa sensaci?n de “crujiente” al ver la foto de las patatas fritas; sentir c?mo el chocolate se “derrite” en la boca, etc.
    • Hambre de olfato. De manera continuada estamos expuestos a aromas de alimentos tentadores, como el del pan o los cruasanes reci?n horneados, el del caf? reci?n hecho o el de las palomitas de ma?z a la entrada del cine.
Leer más
Página 1 de 3123