La pasta

Antes de describir qu? es la pasta, los tipos que hay y sus caracter?sticas nutricionales, vamos a conocer un poco de la historia de este alimento mundialmente consumido.

Existe una gran incertidumbre sobre el origen de la pasta. Una de las hip?tesis m?s extendidas sit?a el origen de este producto en China. De hecho se afirma que fue Marco Polo quien introdujo los espaguetis en Italia procedente del Imperio Celeste, bas?ndose en la narraci?n que se realiza en su libro “El Mill?n”. Otras teor?as sugieren una procedencia ?rabe para este producto.

Se han encontrado en las proximidades de Roma (Cerveteri) tumbas etruscas con murales donde se encuentran pintados utensilios para la fabricaci?n de pasta (rodillos, ruedas dentadas); adem?s, Apicio, celebre gastr?nomo del siglo I a. de C., en su libro “De re conquinaria” describe distintas recetas de pasta, entre las que se intuye la preparaci?n de lasa?as.

En la ?poca del imperio, los romanos extendieron este producto a lo largo de los territorios conquistados, quedando constancia en algunos platos t?picos de la gastronom?a de estos lugares, como por ejemplo los spaetzle alemanes, preparados de manera similar a como se elaboran en el norte de Italia.

Antes de describir qu? es la pasta, los tipos que hay y sus caracter?sticas nutricionales, vamos a conocer un poco de la historia de este alimento mundialmente consumido.

Existe una gran incertidumbre sobre el origen de la pasta. Una de las hip?tesis m?s extendidas sit?a el origen de este producto en China. De hecho se afirma que fue Marco Polo quien introdujo los espaguetis en Italia procedente del Imperio Celeste, bas?ndose en la narraci?n que se realiza en su libro “El Mill?n”. Otras teor?as sugieren una procedencia ?rabe para este producto.

Se han encontrado en las proximidades de Roma (Cerveteri) tumbas etruscas con murales donde se encuentran pintados utensilios para la fabricaci?n de pasta (rodillos, ruedas dentadas); adem?s, Apicio, celebre gastr?nomo del siglo I a. de C., en su libro “De re conquinaria” describe distintas recetas de pasta, entre las que se intuye la preparaci?n de lasa?as.

En la ?poca del imperio, los romanos extendieron este producto a lo largo de los territorios conquistados, quedando constancia en algunos platos t?picos de la gastronom?a de estos lugares, como por ejemplo los spaetzle alemanes, preparados de manera similar a como se elaboran en el norte de Italia.

Hasta el siglo XII no se vuelven a tener pruebas por escrito de la pasta, cuando Roger II (conde romano de Sicilia) encarga a Al-Adrisi, un enigm?tico personaje de origen ?rabe, la escritura de un tratado de geograf?a. En su narraci?n, se describe la fabricaci?n de unas formas muy finas ?de espagueti llamadas vermicelli,?en una poblaci?n pr?xima a Palermo llamada Termini, fabricada a partir de s?mola de trigo duro y que se secaba al sol para prolongar su conservaci?n (se necesitan alrededor de 40 ?C). Estas formas de pasta seca eran incluso comercializada con los pueblos vecinos. Por lo tanto, a los sicilianos -a los que se les atribuye ek m?rito de haber hervido la pasta por primera vez-, tambi?n se les debe la genialidad de haber inventado la pasta seca.

Desde el siglo XVI se tiene evidencias del consumo de pasta en Espa?a, aunque se supone que su conocimiento de llev? a cabo mucho antes a trav?s de los romanos y de los ?rabes, sobre todo teniendo en cuenta que el trigo se sembr? en Espa?a desde la ?poca de los ?beros.

En “Guzman de Alfarache” ya se nombras los tajarines o tallarines, y a mediados del siglo XVIII se tienen evidencias de que Isabel de Farnesio, madre de Carlos III, que era una gran entusiasta de la cocina italiana, pidi? al cardenal Alberoni la creaci?n de nuevas recetas de pasta, produci?ndose un aumento del consumo de este alimento y la ampliaci?n del recetario en Espa?a.

Ahora que conocemos su historia, conozcamos sus caracter?sticas.

Se trata de un alimento de alto poder nutritivo, que aporta aproximadamente unas 350 calor?as por 100 gramos de producto y que presenta, adem?s de hidratos de carbono y prote?nas, calcio, potasio, f?sforo, magnesio y vitaminas B, PP y E.

Este producto se clasifica en pasta fresca, si se elabora manualmente (se emplea harina blanca y huevos y se debe consumir en breve espacio de tiempo) y en pasta seca, hoy en d?a industrializada, cuyos principales ingredientes son el agua y la harina de trigo duro (s?mola), que tras el proceso de secado al que es sometida, se puede almacenar durante un largo periodo de tiempo. Recientemente tambi?n se ha empezado a comercializar pasta seca al huevo.

Existen numerosos tipos de pasta seca, que se clasifican fundamentalmente en pasta larga -como los resortes o fusilla, las cintas, los vermicelli o los espaguti, entre otras formas- y en pasta corta como los macarrones, las mariposas o farfalle, las plumas o penne?y los tubos o rigatoni, que seg?n el tama?o o el grosor reciben diferentes denominaciones.

Tambi?n se considera la familia de la pasta plana, como la lasa?a, la pasta rellena como los ?oquis o tortellini (Italia), los wonton (China), los knodel (Alemania) y la pasta para sopas como los fideos, las conchas o las estrellas.

La pasta fresca tambi?n admite numerosas formas, por ejemplo las cintas o fetuccine, los espaguetis, las l?minas de lasa?a los resortes o fusilli, o los capelletti o nudos de pasta rellena, aunque su comercializaci?n, al tratarse de un producto muy delicado, no se ha producido hasta hace relativamente poco tiempo.

Las maneras de cocinar este alimento son infinitas, dando lugar a sopas, ensaladas y primeros platos que se preparan cociendo la pasta y que se acompa?an con alguna salsa, pasta rellena, etc.

Fuente: Ciencia a la cazuela, Alianza Editorial

Author: urhealthydiet

Licenciada en Ciencia y Tecnolog?a de Alimentos por la Universidad de Murcia (2007). M?ster en Tecnolog?as Alimentarias, Universidad de Murcia (2008). Investigadora en proyectos de I+D+i en el Dto. de Tecnolog?a de Alimentos, Universidad de Murcia (2007-2013).

Compártelo

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *