Hambre y apetito: aprende a diferenciarlos
Abr24

Hambre y apetito: aprende a diferenciarlos

Tenemos que tener claro que hambre y apetito no son lo mismo:

Tener hambre es una necesidad fisiol?gica vital, indispensable no s?lo para saciar el hambre, sino para nutrir nuestro cuerpo con micronutrientes (como algunas vitaminas), minerales y macronutrientes (como prote?nas, grasas y carbohidratos) que est?n en cualquier alimento.

Tener apetito significa el deseo de comer por placer, en el que intervienen factores como los olores, los sabores, el aspecto y presentaci?n de los alimentos o ciertas?costumbres alimenticias?que estimulan la mente para fomentar una necesidad, la de comer, que, en realidad, ya estar?a satisfecha.

Muchas veces no es sencillo distinguir el hambre del apetito. El hipot?lamo es la parte del cerebro que se encarga de analizar la informaci?n que env?a el organismo cuando se ingieren alimentos. Su misi?n es avisar cu?ndo se ha comido suficiente. Pero hay factores, como el placer que producen ciertos alimentos, que pueden enga?ar a esta gl?ndula para hacer creer que todav?a se necesita ingerir m?s. Por norma general, los alimentos que consiguen despistar al hipot?lamo son los carbohidratos (como el chocolate) o las grasas. ?Esto se debe a que su ingesti?n estimula zonas cerebrales relacionadas con la adici?n y mecanismos cerebrales de recompensa. De ah? que sucumbamos a sus encantos con mayor devoci?n cuando nos encontramos bajos an?micamente.

Esta es la raz?n por la cual el incremento del consumo de estos comestibles o manjares est? m?s relacionado con la satisfacci?n por comer que con la simple necesidad vital de ingerir calor?as. Adem?s de sus efectos sobre la masa y salud corporal, los excesos apetitivos t?picos de sociedades desarrolladas acabar?an provocando una adicci?n, al igual que sucede con las drogas o los juegos de azar. Un fen?meno que algunos te?ricos denominan como ?hambre hedonista?.

Control del apetito, control de la obesidad

La regulaci?n del apetito incluye el descubrimiento de hormonas implicadas de forma opuesta en la regulaci?n del comportamiento alimentario, como la ghrelina y la leptina. Mientras la primera, sintetizada fundamentalmente por el est?mago y el duodeno, se encarga de despertar nuestra sensaci?n de apetito; la segunda, hormona producida por el tejido adiposo (conocido vulgarmente como grasa), inhibe las ganas de comer. Ambas se?ales act?an directamente sobre el hipot?lamo, regulando la ingesta.

?

Ya empiezan los d?as soleados, ropita veraniega, paseos por la playa… y por tanto aumentan las ganas de cuidarnos. S?, digo de CUIDARNOS, no de hacer DIETA. Para estar sanos no tenemos que pasar hambre, ni hacer ning?n tipo de dieta milagrosa. Tenemos que atender las necesidades de nuestro cuerpo, los nutrientes, minerales, vitaminas y l?quidos que necesita. Muchas veces comemos por aburrimiento, ansiedad, porque nos apetece darnos un capricho, porque llevamos tanto tiempo sin comer un alimento (porque la dieta milagrosa no lo permite) que atacamos la nevera, la despensa y todo lo que se nos ponga por delante. Estos casos son t?picos de “comedores emocionales” y “comedores compulsivos”.

Para llevar una alimentaci?n sana, equilibrada y que atienda a las necesidades de nuestro cuerpo, tenemos que tener clara la diferencia entre hambre y apetito:

Tener hambre es una necesidad fisiol?gica vital, indispensable no s?lo para saciar el hambre, sino para nutrir nuestro cuerpo con micronutrientes (como algunas vitaminas), minerales y macronutrientes (como prote?nas, grasas y carbohidratos) que est?n en cualquier alimento.

Tener apetito significa el deseo de comer por placer, en el que intervienen factores como los olores, los sabores, el aspecto y presentaci?n de los alimentos o ciertas?costumbres alimenticias?que estimulan la mente para fomentar una necesidad, la de comer, que, en realidad, ya estar?a satisfecha.

Leer más
Trastornos de la conducta alimentaria en el deporte
Abr17

Trastornos de la conducta alimentaria en el deporte

La sociedad actual ha creado una serie de “patrones corporales” a los que hay que asemejarse al m?ximo para ser aceptado socialmente.

Cuando el ejercicio se practica con el objetivo de estar en forma o para mejorar la salud, la autoestima y conformidad es mayor, y suele haber menos casos de trastornos de la conducta alimentaria (TCA). El problema ocurre cuando el objetivo principal es la reducci?n de peso acompa?ado, realizando una gran actividad f?sica acompa?ada de restricci?n cal?rica.

En 1987 el Comit? Ol?mpico estadounidense determin? que el promedio de tejido graso corporal necesario para un funcionamiento saludable era del 14-16% del peso corporal para los varones y del 20-22% para las mujeres. En cambio, los atletas masculinos j?venes se esfuerzan por conseguir un porcentaje de grasa corporal del 5 al 7%; y es m?s, las gimnastas suelen poseer aproximadamente un 7-9% de grasa corporal. Al igual que la situaci?n actual en la poblaci?n general, las deportistas suelen correr un riesgo mucho mayor que los deportistas varones

Los tipos de TCA que podemos encontrar son:

  • Anorexia del deportista
  • Bulimia en el deporte
  • Vigorexia

Leer más

Estr?s y alimentaci?n

Seg?n un estudio realizado en la Universidad de Washington y publicado en la revista?Preventing Chronic Disease,?las personas con niveles altos de estr?s laboral tienen un peor tr?nsito intestinal. Este estr?s se asocia a:

  • Una mayor ingesta de comida r?pida
  • No comer a unas horas fijas cada d?a
  • Una alimentaci?n poco equilibrada
  • Una disminuci?n del consumo de agua
  • Menor actividad f?sica

Leer más
Alim?ntate de forma adecuada y descansar?s mejor
Oct08

Alim?ntate de forma adecuada y descansar?s mejor

Tenemos la experiencia de que ciertos alimentos nos afectan de determinada manera, por ejemplo, el caf? y los refrescos de cola nos ponen en alerta y otros como el arroz y la leche nos dan sue?o. Por eso, es muy importante saber qu? podemos tomar para descansar mejor.

  • Cenas copiosas o con abundante grasa nos van a dificultar el sue?o.
  • Caf?, t?, chocolate… son estimulantes, por lo que tampoco nos ayudaran a conciliar el sue?o.
  • Alimentos proteicos y grasos van a incrementar nuestro estado de alerta, por lo que no deberemos abusar de ellos.
  • Beber demasiado l?quido puede hacer que nos despertemos a mitad de la noche para ir al ba?o.
  • Leche, yogures desnatados, carnes magras, pescados poco grasos, arroz, pan integral, miel, pl?tanos, nueces y verduras (evitando las?flatulentas) nos ayudar?n a dormir mejor.

M?s informaci?n: Consumer

Leer más
Aspectos particulares de la dieta del deportista
Sep10

Aspectos particulares de la dieta del deportista

La pr?ctica de ejercicio f?sico supone una mayor demanda cal?rica global. Adem?s, la importancia de la glucosa como combustible en el ejercicio obliga a fomentar si participaci?n relativa, y en los deportes de fuerza en los que la musculaci?n ocupa un lugar destacado debe procederse tambi?n a incrementar el aporte de prote?nas.

Como recomendaciones generales a la hora de realizar una dieta para un deportista podemos destacar las siguientes:

  • Intentar repartir los alimentos en al menos 5 ingestas (desayuno, media ma?ana, comida, merienda y cena). No estar en ayunas m?s de 3 a 4 horas.
  • Desayunar 2 horas antes del esfuerzo, sobre todo si se toman alimentos que el organismo tarda en digerir, como la leche, el pan, cereales con fibra, grasas tipo mantequilla o margarina, jam?n, queso, frutos secos…
  • El tentempi? ingerido media hora antes de entrenar o de la competici?n ha de ser de f?cil absorci?n, por ejemplo trozos de fruta, fruta deshidratada, zumos, cereales no integrales, yogur desnatado o l?quido, a?adiendo alguna pasta o galletas peque?as sin demasiada grasa o az?cares.
  • El suplemento o la fruta posesfuerzo debe ingerirse lo antes posible para ayudar a reponer los dep?sitos musculares gastados durante el esfuerzo. En el caso de no ingerir esta raci?n de frutas o de suplementos, hay que intentar comenzar la pr?xima ingesta con algo de ensalada, sopa de verduras o ensaladas con fruta.
  • A continuaci?n, escoger un plato rico en hidratos de carbono o bien un plato que incluya una fuente de hidratos de carbono (patatas, arroz, pasta, pan, cereales…) combinada con productos proteicos, pero estos ?ltimos en menor cantidad (carne, pescado, huevos, leche, queso, jam?n, pavo…).
  • Ante situaciones de cansancio importante o competiciones que se repitan en un corto espacio de tiempo, es aconsejable introducir al m?ximo, tanto al medio d?a como por la noche, platos con alto contenido en hidratos de carbono. Si no se produce esta situaci?n, es aconsejable alternar una comida rica en hidratos y una con mayor contenido proteico en forma de carnes magras, pescados, etc.
  • Si se come a menudo fuera de casa, hay que complementar las comidas entre s? de manera que se alternen platos de carne y pescado con otros que contengan arroz, pasta, legumbres…
  • Intentar beber entre horas abundante l?quido, en forma de agua, zumos, t?s y otras infusiones. Durante la comida y la cena beber el l?quido necesario, y se ha de comer m?s despacio en caso de que se tenga la costumbre de comer muy deprisa.
  • Introducir alimentos l?cteos con poca grasa a la hora del postre o entre horas si hay suficiente tiempo para digerirlos; se puede recurrir a yogures, mousse, cuajada, queso fresco, requs?n, helados sin mucho az?car y, en caso de comer reposter?a, recurrir a tartas de fruta, frutos secos, de queso fresco… evitando el exceso de az?car, nata, mantequilla y chocolate.

 

Fuente: Alimentaci?n para el deporte y la salud. Ed. Paidotribo

La pr?ctica de ejercicio f?sico supone una mayor demanda cal?rica global. Adem?s, la importancia de la glucosa como combustible en el ejercicio obliga a fomentar si participaci?n relativa, y en los deportes de fuerza en los que la musculaci?n ocupa un lugar destacado debe procederse tambi?n a incrementar el aporte de prote?nas.

Como recomendaciones generales a la hora de realizar una dieta para un deportista podemos destacar las siguientes:

Leer más
Página 12 de 13« Primera...910111213